La Boda de María

Nos casamos??? Venga sí, que nací en el mediterráneo y lo podemos hacer en su orilla. Llenamos la arena de lavanda, violines sonaban con el mar, asientos hechos de paja y tul y sombrillas regalo de una amiga ayudaron a dibujar una ceremonia, que ni yo ni nadie podrá olvidar. Puede que algún grano de arena de aquel día fuera el primero de una aventura que 4 años después se llama HASD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *